Novedades

Certificación energética de inmuebles (nuevos y antiguos)

El Certificado Energético será obligatorio a partir del 1 de Junio de 2013 en todo inmueble que se contrate su venta o arrendamiento, pudiendo alcanzar sanciones hasta de 3.000€ y anulando el contrato de arrendamiento por lo que en caso de conflicto, el desahucio exprés que prevé el nuevo reglamento se transforma en Juicio Ordinario, con los retrasos y desamparos que la actual ley de arrendamientos urbanos tiene.

Modelo de Etiqueta Energética aprobado por los Ministerios de Fomento y de Industria, Energía y Turismo

Modelo de Etiqueta Energética aprobado por los Ministerios de Fomento y de Industria, Energía y Turismo

El Real Decreto 235/2013 obliga a que los propietarios y promotores que quieran vender o alquilar inmuebles, a partir del 1 de Junio de 2013, dispongan del Certificado Energético para informar a los compradores o arrendatarios del consumo energético del inmueble. Esa comunicación se realiza mediante el adjuntado de la fotocopia del certificado energético al contrato de arrendamiento firmado por las dos partes y haciendo expresa mención de la incorporación en el contrato, así como, en caso de compraventa el incorporar una copia autentificada a las escrituras.

Este certificado, va acompañado por la etiqueta energética y tiene una validez de 10 años.

Junto al certificado energético se describen una serie de posibles actuaciones a realizar en el inmueble para mejorar la clasificación obtenida.

Ámbito de aplicación.

1. Este Procedimiento básico será de aplicación a:

a) Edificios de nueva construcción.

b) Edificios o partes de edificios existentes que se vendan o alquilen a un nuevo arrendatario, siempre que no dispongan de un certificado en vigor.

c) Edificios o partes de edificios en los que una autoridad pública ocupe una superficie útil total superior a 250 m2 y que sean frecuentados habitualmente por el público.

2. Se excluyen del ámbito de aplicación:

a) Edificios y monumentos protegidos oficialmente por ser parte de un entorno declarado o en razón de su particular valor arquitectónico o histórico.

b) Edificios o partes de edificios utilizados exclusivamente como lugares de culto y para actividades religiosas.

c) Construcciones provisionales con un plazo previsto de utilización igual o inferior a dos años.

d) Edificios industriales, de la defensa y agrícolas o partes de los mismos, en la parte destinada a talleres, procesos industriales, de la defensa y agrícolas no residenciales.

e) Edificios o partes de edificios aislados con una superficie útil total inferior a 50 m2.

f) Edificios que se compren para reformas importantes o demolición.

g) Edificios o partes de edificios existentes de viviendas, cuyo uso sea inferior a cuatro meses al año, o bien durante un tiempo limitado al año y con un consumo previsto de energía inferior al 25 por ciento de lo que resultaría de su utilización durante todo el año, siempre que así conste mediante declaración responsable del propietario de la vivienda.

Hay que tener mucho cuidado en la elección del técnico certificador, dado que tanto para las infracciones que cometan los propietarios como las que cometan los técnicos certificadores, el que tendrá que pagar la sanción, será el propietario del inmueble. Es por eso que debe de desconfiar de los técnicos que ofrezcan precios certificados muy baratos, pues pueden estar realizando un trabajo poco cualificado y el sancionado será usted.

Más información en el BOE.