Aplazamientos tributarios por el COVID-19

El Gobierno publica hoy, día 13 de marzo de 2020, el Real Decreto-ley 7/2020 de 12 de marzo, en base al cual concederá una serie de medidas para la flexibilización de aplazamientos para pymes y autónomos.

Estas medidas incluyen aplazamientos de hasta 6 meses sin intereses de demora durante los tres primeros, para ingresar deudas tributarias, inferiores a 30.000 euros, de las declaraciones y auto-liquidaciones de las empresas y autónomos con un volumen de operaciones en 2019 inferior a los seis millones de euros y cuyo plazo de presentación de ingreso finalice desde hoy y hasta el día 30 de mayo de 2020, inclusive. Es decir, se podrá aplazar el pago de retenciones, IVA, IGIC y pagos fraccionados de Impuesto sobre Sociedades e IRPF pertenecientes al primer trimestre o peridodo de 2020 y no a deudas anteriores, actas de inspección o módulos, ni multas de tráfico.

De igual manera, se anuncia de forma inminente un cambio normativo a través del cual se ampliarán los plazos en los procedimientos tributarios. Asimismo, se manifiesta por la misma Agencia Tributaria que, en tanto se aprueba el cambio normativo la Agencia es consciente de la situación y no considerará incumplido el plazo.

Para más información sobre los aplazamientos, consulta aquí las instrucciones.